Nacional B - GIMNASIA DE MENDOZA

Marchiori: "Se me vino el mundo abajo, tenía ganas de jugar"

Fuente:

El arquero de Gimnasia y Esgrima, Tomás Marchiori, habló este viernes luego de sufrir una lesión en el partido del lunes ante Almagro, y aseguró que en el momento que sintió el dolor se le vino "el mundo abajo", ya que estaba muy ilusionado con jugar en estas instancias.

El Lobo rescató un empate agónico con el gol de Pablo Cortizo y el próximo lunes deberá ir a José Ingenieros, en la provincia de Buenos Aires, a buscar el triunfo que le dé la clasificación para las semifinales del torneo Reducido de la B Nacional, pero lo hará sin su arquero titular.

"Estoy con bronca e impotencia pero contento por el trabajo que hicieron los chicos y el apoyo que recibí", comenzó diciendo Marchiori, quien dialogó con Ovación 90 (Radio Nihuil).

Además, contó que el dolor lo sintió en el último saque de arco. "Ahí sentí que me pinchó el cuádriceps y lamentablemente después tuve dos más para patear y me siguió molestando", explicó.

"Se me vino el mundo abajo porque tenía muchas ganas de jugar este partido, lamentablemente me pasó a mi y sinceramente no me la esperaba por cómo me siento físicamente. El día del partido lloré muchísimo cuando terminó el primer tiempo pero tuve que ponerme fuerte y darle fuerzas a Tomi (Giménez) que le tocó debutar en un partido difícil", confesó el arquero del Lobo.

Aseguró estar contento por su compañero, ya que son muy amigos producto de todos los años que pasaron juntos en las inferiores y ahora en la primera de Gimnasia y Esgrima. "Hablé con él antes de que saliera a la cancha y le dije disfrutara, que no pensara en que iba a entrar por una desgracia porque estamos expuestos a eso. Le di tranquilidad pero por la personalidad que tiene sabíamos que lo iba a hacer bien y no le iba a pesar".

Ya pensando en el partido del próximo lunes, Marchiori consideró que el gol de Pablo Cortizo (puso el empate 1-1 cuando quedaban pocos minutos) cambió el ánimo para los dos equipos. Y afirmó: "Creo que nos vino bien para llevarnos un buen resultado para allá, porque si perdíamos se nos iba a hacer muy difícil. Ahora tenemos que ir con la cabeza en que tenemos que ganar y la concentración va a ser plena. Sabemos que no se nos puede escapar ningún detalle".