Federal A - JUVENTUD UNIDA UNIVERSITARIO

De Hoyos: "Volví a Juventud porque sé el material que hay"

JUVENTUD UNIDA UNIVERSITARIO, FEDERAL A, FUENTES, DE HOYOS, ASCENSO
Fuente:

En Juventud Damián De Hoyos tiene un promedio de 0,53 conquistas por partido. Sueña con el ascenso a la Primera Nacional.

A Damián De Hoyos le gustan los desafíos. Decidió regresar a Juventud para seguir con su obra: los goles. Hizo 9 conquistas en 17 partidos en el "Juve". Un promedio de 0,53 goles por partido. Una cifra nada despreciable. El marplatense, que vino en silencio, fue de menor a mayor y con el correr de las fechas se convirtió en una pieza clave en el andamiaje de la escuadra puntana. Nunca baja los brazos y está dispuesto a sumar desde donde le toque. Los goles no le nublan la vista. Sueña con ascender y poder jugar en la Primera Nacional.



En el mejor momento, la pandemia le puso un freno. El parate se hizo largo. En el medio hubo mucha incertidumbre. Regresó a su ciudad natal, pero ante el llamado de la dirigencia no hubo dudas —como cuando está mano a mano con el arquero—, la respuesta fue sí y pegó la vuelta para ayudar a Juventud en el sueño de regresar a la Primera Nacional.

"Volví a Juventud porque sé el material que hay. Más allá de los muchachos que se fueron, hay jugadores muy buenos y, sobre todo, buena calidad humana que fortalece al grupo y lo hace más fácil todo", comenzó diciendo el goleador de 32 años.



El coronavirus afectó a todos y el fútbol no fue una excepción. Este impasse se hizo y se hace complicado. Se extraña entrenar con los compañeros y la adrenalina que da jugar por los puntos. "El parate se hizo eterno, ya desde el primer mes de la pandemia extrañamos hasta lo mínimo del fútbol. Este flagelo nos agarró en un muy buen momento, veníamos de menor a mayor mejorando domingo a domingo", aseguró.

Es de esos delanteros sacrificados que van por todas. Tiene esa intuición que solo los artilleros poseen: siempre cree que el rival se va a equivocar y trata de provocar eso para sacar rédito de su cuota goleadora. "Soy un delantero que trato de dar una mano siempre. Obviamente que hacer goles ayuda al equipo y le da tranquilidad, pero me focalizo más en ser solidario para serle útil al equipo", dijo.



Está acostumbrado a jugar con varios esquemas y dibujos, pero dice que con otro nueve siempre se sintió más cómodo. Por ahí necesita un hombre que le haga el trabajo sucio para él quedar de frente al arquero. El área es su hábitat natural. Es certero, de esos jugadores que están en el lugar justo en el momento indicado. Además, no se desesperó cuando el gol no llegaba. Fue paciente. Y en el momento que se abrió el arco comenzó la seguidilla de conquistas, que le dio puntos vitales a Juventud. Fue clave en la levantada del equipo.

Cuando llegó Marcelo Fuentes, se comentaba (aunque desde la dirigencia nunca lo confirmaron) que traería un nueve, pero De Hoyos comenzó a meterla y el DT se dio cuenta que a ese refuerzo lo tenía en casa. "Fuentes es un entrenador muy detallista y exigente. Siempre te tiene al límite, no te podés relajar ni sentirte titular. En todos los entrenamientos tenés que demostrar que estás dando el máximo por el puesto", aseveró.



Con respecto al formato del torneo, hay mucha información y poca precisión. Se dicen varias cosas. Habrá que ver qué dice la mayoría, pero a Damián poco le importa cómo se jugará, lo que quiere es que se juegue. Necesita estar en contacto de nuevo con la pelota. "Veo un torneo por zonas, pero se dicen tantas cosas que seguramente sea así, o play off directo", expresó.

En Juventud hizo goles claves, pero a la hora de elegir el mejor, se queda con uno que anotó jugando para Kimberley de Mar del Plata, contra Sarmiento de Ayacucho. "Fue una media vuelta de 25 metros y volea de zurda, entró al ángulo y abrió el partido", relató.

Es un jugador que sabe escuchar y saca lo mejor de cada DT. De todos aprovecha cada cosa para absorber y aprender día a día. Es muy disciplinado a la hora de entrenar y sabe que para ser rápido tiene que estar en plenitud física. Choca permanentemente con defensores grandotes y ese desgaste pasa factura.

Juventud tiene varios pibes que vienen pidiendo cancha, pero el que más lo sorprendió a Damián es Tomás Garro (se fue a Villa Dálmine). "Tiene potencia, velocidad y, aparte, un misil en el pie izquierdo. Es muy desequilibrante en el uno contra uno", afirmó.



El pibe que empezó a los 8 años en Urquiza de Mar del Plata hoy es un jugador consolidado. El fútbol y Damián se encontraron hace muchos años y hoy siguen unidos. Es su pasión. Su forma de vida. Pasó por varios clubes, dejó su sello en varios equipos y tiene como referente al "Gordo" Ronaldo. Le gusta escuchar música mientras toma mate. Es sencillo y familiero. Pero también tiene el arco entre ceja y ceja: cuando está mano a mano con el arquero, pocas veces lo perdona. Damián De Hoyos es un habitante del área, un enamorado del gol.

Clubes relacionados...
Juventud Unida Universitario