escuchanos online!

- ARGENTINO A - DEPORTIVO SANTAMARINA

Fútbol, actitud y tres puntos vitales

Por:


En un gran primer tiempo, el equipo de Duilio Botella volvió a demostrar un gran nivel y superó a un débil San Martín de Tucumán. Michel, el gol para el aurinegro




De lo mejor del Nonagonal el partido de Santamarina frente al conjunto tucumano, con carácter, mucha presión en campo contrario y un alto rendimiento desde lo futbolístico. El siempre seguro Bertoya, una linea de cuatro defensores ordenados, firmes y agresivos en la marca, la misma cantidad en la parte media, siendo unos gladiadores y atacando en todo momento y los dos puntas que desde ellos comenzaba la presión para luego llegar al arco contrario. Así planteó y jugó el partido Santamarina, demostrando que el anterior frente a Tiro Federal solo había sido un mal día, dejándolo en pasado, con un presente mas que alentador.




Por izquierda, por derecha, por el centro, por todos los medios posibles atacaba el aurinegro. Sin abusar del pelotazo, los dirigidos por Botella imponían el ritmo y marcaban el transcurso del partido, siendo el único equipo en cancha con intenciones de conseguir los tres puntos.




Bucci con Vilchez, éste con Michel, Strada con Giménez. Así se armaban las parejas y por momentos triangulaciones en ofensiva, sumándose uno de ellos para lograr la ventaja numérica en los desbordes por cada extremo. Centro desde la izquierda del hoy imparable Bucci y Pave que anticipaba a Vilchez impidiendo la ventaja en los primeros minutos del cotejo.




Antes, el mencionado volante zurdo que buscaba a Strada quien llegaba por derecha, cerrando justo Lescano para mantener el cero. A los volantes externos y los dos hombres de punta se sumaba el cordobés Emmanuel Giménez, de gran partido. Esas aproximaciones y la pelota parada en sus pies hacían que el local esté cerca del primer gol. Vilchez se recostaba por los costados y dejaba el hueco dentro del área para sorprender al Santo.




Remate de numero nueve y Pave que controla. Lo mismo Michel y de igual manera respondía el uno visitante. Los dirigidos por Siale atinaban a la contra pero usando el pelotazo y no la pelota por el piso. Solo Chacana inquietaba en el mano a mano, aunque era frenado por el impasable Barreña. Capella. Gónnzález y Pérez, lo hacían del mismo modo.




Hasta que la apertura del marcador llegaría en el San Martín el el minuto adecuado. Por la derecha del ataque local se ubicaba Vilchez, aguantando y ganando en el desborde, con un centro atrás para que llegue Michel y de derecha y de primera defina como el sabe. La pelota abajo del palo izquierdo de Pave, y el 1-0 a los quince minutos del primee tiempo, merecido. Giméne y un terrible caño para luego asistir con clase Michel. El delantero y su compañero Vilchez que no llegaban a controlar. Minutos después, Bucci y un gran pase para el santafesino y nuevamente Pave.




Mucho se buscaron los dos delanteros aruiengros entre sí, no pudiendo terminar alguna de las jugadas en mente por parte de cada uno.




Actitud, personalidad, temple e inteligencia, sumado al buen nivel desde lo futbolístico, hacían que Santamarina le gane y bien a la visita.




Merecía mas el equipo serrano e iba en busca de eso sin desarmarse en el fondo, bajo las órdenes de su capitán Bertoya.




Monay corriendo y metiendo en todos los sectores, entregando la pelota redonda al futbolista mas cercano y saliendo rápido en cada ataque. Una gran imagen daba hasta el momento el local, con el nivel que demostró en gran parte de la presente temporada.




Corrían los minutos y todo era del aurinegro, siendo Bertoya un espectador de lujo. Aunque no parezca creíble, el visitante, con la necesidad de ganar nada hacia para lograrlo. Sin llegadas ni ocasiones de gol, se irían al descanso con un uno a cero mas que injusto para Santamarina, que merecía mas.




Los segundos cuarenta y cinco minutos serían favorables como en el primer tiempo para el local, aunque el haber jugado con un hombre menos durante mas de veinte minutos, hizo que se terminara retrasando pero sin ser superado por el rival.




Seri y un remate desde lejos en el comienzo del complemento, sin problemas para Bertoya. El ingresado Fernández en San Martín, mostraba mas que el retirado Rinaudo. A pesar del cambio ofensivo, no llegaba con peligro al arco aurinegro.




Giménez quedaba como volante central y se soltaba Monay. El experimentado Volante que remataba desde veinte metros y por poco no convertía el segundo gol de la noche, ante un resignado Pave. En catorce minutos de la segunda etapa, seguía habiendo un equipo en cancha.




Mas tarde, Michel para Vilchez y el zurdazo del número nueve que era desviado por al golero visitante, siendo de lo mejor de su equipo. Luego, el tanque que asistía a Bucci por izquierda, que desbordaba y ganaba por su sector.




La mas peligrosa para el Santo, un remate del delantero Silba, moviéndose la pelota en el camino pero atento Bertoya, que daba tranquilidad a su equipo.




A los veintiséis minutos, Santamarina se quedaba con un hombre menos. En la misma jugada, dos faltas de Strada, cobrando la segunda el árbitro Presa. Amarilla por cada una de ellas y expulsado el volante cordobés, en una jugada mas que discutida ante la decisión del marplatense.




Mas de veinte minutos por delante y la mínima ventaja que haría sufrir a los presentes en el San Martín. El sufrimiento quedaría en eso, ya que el conjunto visitante poco haría para poder llegar al empate.




El ingresado Palacio, quien reemplazó al goleador Michel, daría aire y juego en el medio campo. También se sumaba en los ataques del local, asistiendo a Vilchez en una buena jugada por derecha.




Peirone por González y Prudencio en lugar de Vilchez, harían correr los minutos y le daban frescura al equipo vencedor, el cual tuvo un gran despliegue en lo físico y en lo futbolístico en todo el partido, mas aun cuando jugaba con diez.




No sufrió llegadas en contra el equipo dirigido por Duilio Botella, manteniéndose lejos de su propio arco y defendiéndose con la pelota. Llegaba el final del partido y los tres puntos que quedaban en Tandil, siguiendo invicto de esa manera en la temporada, superando al rival de turno.




Triunfo de Santamarina que sigue partido a partido con el objetivo de siempre en mente, el ascenso a la B Nacional.




El próximo domingo será visitante de Guarani Antonio Franco, por la quinta fecha del Nonagonal Final, esperando también el partido por Copa Argentina del miércoles 9 de abril, frente a Independiente de Avellaneda en la provincia de San Luis.




Martes, desde las 16:00 hs, práctica en Club Hípico.



Club relacionado...
Ramón Santamarina
Lo más visto...