- PRIMERA C - SACACHISPAS

Sacan chispas

Fuente:

SACACHISPAS, PRIMERA C
Foto: Diario Olé

El Lila, líder de la Primera C, fue el mejor equipo de la Argentina durante el último semestre: tiene el mejor porcentaje de efectividad, incluso por encima de Boca, y le sacó 13 puntos al segundo. Además, deslumbran fecha a fecha con sus insólitas formaciones.


Villa Soldati, Capital Federal. Barrio humilde de la zona sur en donde el fútbol argentino ha encontrado una grieta. Porque entre Lacarra y Barros Pazos existe un club que logró abstraerse de la locura por ganar. Del dramatismo y la presión por conseguir un resultado como sea. De la seriedad y el protocolo que obliga a los protagonistas a vivir en un ambiente de estrés insoportable. En pleno corazón del barrio, donde los potreros son hogares y el Ascenso se respira en cada rincón, Sacachispas F.C. ha comenzado una revolución en nuestro fútbol: con formaciones extrañas a la hora de la foto grupal y cotillón dentro del campo de juego, ha conseguido ser el equipo con mayor eficacia en todo el país, incluso por encima de Boca, líder de la Primera División.

El Lila se fundó en 1948 y, desde entonces, nunca ha conseguido ascender a la Primera B. Sin embargo, pese a que todavía falta una rueda completa, este torneo parece ser el indicado. Claro, porque el equipo dirigido por Norberto D’Angelo (ex jugador de Lanús, Banfield, Racing y Boca, entre otros), no sólo está puntero en la Primera C sino que, además, le sacó 13 puntos de diferencia a Sportivo Barracas, el escolta de la categoría.

Con la suma de 45 unidades en 19 partidos, 14 triunfos y 41 goles convertidos, Sacachispas terminó el semestre con un promedio del 78,9% de puntos obtenidos, convirtiéndose en el mejor equipo de la segunda mitad del 2016. Lo siguen Boca con el 73,8% y Atlas (Primera B), que sumó el 68,9% de los porotos.

Pero la historia no termina allí. Porque el Lila no se destacó sólo por sus números y su rendimiento dentro de la cancha. No sólo es noticia y sensación por nombres significativos dentro del ascenso como el de Dudy Pérez y Julio Serrano, o por la presencia de su capitán Darío Carpintero, ni tampoco por los goles de Maxi Quinteros. No. "Saca" consiguió romper todos los esquemas a través de sus insólitas payasadas a la hora de salir al campo de juego: formándose en forma de triángulo, cargándose a cocochito entre ellos e, inclusive, se han animado a salir con gorros de Papá Noel en vísperas de Navidad.

Pero... ¿cómo es posible que un equipo haga ese tipo de cosas teniendo en cuenta cómo se vive hoy en día el fútbol argentino? "Es posible divertirse jugando al fútbol. Hasta de manera profesional. Tampoco digo que se cargue a los rivales. Por ahí algunos piensan que nosotros les estamos tomando el pelo y nada que ver. Un día surgió esto de formarse de manera extraña y todos estuvimos de acuerdo. Pero cuando suena el silbato se acaba la joda", le cuenta Carpintero a Olé, mientras les reparte las camisetas a sus compañeros para la foto. Ellos, mientras tanto, sonríen al ver las bengalitas que serán parte de la producción.

"Pienso que para haber podido hacer esta gran primera ronda, fue fundamental que se mantuvieran la mayor cantidad de jugadores del otro torneo. Además se sumaron jugadores de buen pie y, por sobre todas las cosas, muy buenas personas. En todo momento dan ganas de divertirse, de joder entre nosotros", completa su relato el capitán. Y otro que lo apoya es el experimentado Julio Serrano, que asegura que "más allá de las risas y los momentos de distensión que le metemos antes de cada partido, una vez que nos paramos en la cancha nos concentramos al máximo. Tratamos de jugar disfrutando y por suerte nos está saliendo bien". Y reafirma: "No es todo ganar por ganar, de la forma que sea. A nosotros nos gusta nuestro trabajo, la pasamos bien, y por eso logramos formar este equipo".

Con el vestuario al ritmo de la cumbia, los players empiezan a entrenar a las 8.30 de la mañana. A su alrededor no se registran vallas, ni personal de seguridad, ni nada que les impida el contacto con los hinchas. Incluso, todavía hay algunos que terminan de ducharse y se preparan para entrar a su segundo trabajo, porque el mango no alcanza. Sin embargo, cuando se ponen la casaca lila, dejan todo por el equipo que hoy mira al resto desde arriba y que sueña con un ascenso histórico para el club.

Ni Boca ni nadie pudo alcanzar sus llamativos números. Sus locuras trascendieron los límites del campo de juego. Fueron el mejor equipo del semestre en todo el país.

¡Sacan chispas!



Club relacionado...
Sacachispas F.C.
Lo más visto...