Nacional B - FLANDRIA 3 - 3 SAN MARTÍN DE TUCUMÁN

¿Y ahora?

FLANDRIA, B NACIONAL, ORSI, SAN MARTÍN DE TUCUMÁN
Foto por:

Flandria y San Martín de Tucumán empataron 3 a 3 en un partidazo no apto para cardíacos. Milton Zarate, Luciano Pons y Mauro Bellone marcaron los goles del local, que todavía sigue aspirando a salvar la categoría pero con la soga aún mas al cuello; Gonzalo Rodriguez, Claudio Bieler y Franco Costa hicieron lo propio para la visita que no pudo quedar puntero.

Con objetivos distintos pero los dos obligados a ganar, Flandria y San Martín (T) medían fuerzas en sin dudas el partido de la fecha. Mote que cumplió con creces, ya que ambos conjuntos brindaron un cotejo para el infarto, siendo uno de los mejores del campeonato. Claro, para los que no son hinchas del Canario y del Santo.
El encuentro arrancó parejo, teniendo al dueño de casa como dominador. Allí, el local con la iniciativa logró crear algunas chances de gol que no pudieron ser concretadas por poco y las fallas en el último toque. Sin embargo, en una contra donde lo agarró mal parado a su rival, el equipo de Forestello marcó el primer tanto de la tarde. Arce sacó rápido y Gonzalo Rodriguez con su potencia y velocidad característica, le ganó la posición a Mariano Puch y definió por debajo de Mauro Ruggiero para ponerse en ventaja. El poderío ofensivo de San Martín demostrado en su tridente de ataque fue llevado a su máximo nivel para aumentar distancias entre ambos. Rodriguez abrió para Walter Busse, que tras una gran jugada colectiva asistió a Claudio Bieler. Este, la empujó y le dio mayor tranquilidad a la visita. De allí, hasta el final del primer tiempo todo fue del Santo, manejó los tiempos y los hilos del juego tocando por abajo y haciendo larga la cancha. La desesperación de Flandria tras ambos goles, lo hizo desordenarse, perder el rumbo y la seguridad que demostró desde el arranque.

En el complemento, el partido fue otro. El local salió de los vestuarios a comerse la cancha, jugado en ataque. Con el ingreso de Milton Zarate y de Walter Ortiz por Ivan Ramirez y Juan Cruz Randazzo respectivamente, el equipo de la dupla se paró casi con una línea de tres en el fondo y con mucha gente en el medio para salir rápido y asistir a Sebastian Matos y a Luciano Pons. Poco mas tarde también a Pablo Bueno, quien no tardó en saltar a la cancha desde el banco de los suplentes. Flandria con sus armas comenzó a arrinconar a su rival y a merecer descontar. Después de desperdiciar algunas situaciones, llegó. Milton Zarate quiso dar un pase pero no le salió, él mismo lo corrigió con un potente y certero remate que conectó la red para marcar el merecido descuento. Los jugadores del Canario parecían multiplicarse en la cancha y con esto complicaron a un San Martín atónito que no reaccionó ante el vendaval del local. Luciano Pons, luego de una buena combinación definió muy bien arriba de cara a Arce que nada pudo hacer. El empate era justo. En ese momento, Forestello movió el banco de manera un poco tardía y puso a Franco Costa para que con su velocidad lastime el endeble fondo de Flandria con línea de 2, casi de 3. El Paqui en la primera que tuvo la mandó a guardar para cumplir con la ley del ex tras anticipar a su marcador en un buscapie. El gol del Santo desanimó al colmado Carlos V que no podía creer lo que ocurría. Pero a pesar de todo, y de que el gol ese parecía marcar cifras definitivas, esto despertó todo el esfuerzo, amor propio, dignidad de equipo y sentimiento de pertenencia envidiable que tiene Flandria. No se dio por vencido y en la réplica, su capitán, Mauro Bellone apareció en el área y convirtió el empate. No le alcanzó la nafta para poder ganarlo, pero Mauro Ruggiero se encargó también de no perderlo porque San Martín tuvo alguna oportunidad para llevarse la victoria sin embargo el 1 respondió bien como casi todo el cotejo. Fue final de una verdadera final. San Martín no pudo aguantar el triunfo parcial del primer tiempo y se llevó de Jauregui un punto que no es malo porque su rival se jugaba mucho también pero que no le alcanzó para quedar puntero de la B Nacional. Flandria, por su parte, pese a haberlo podido ganar ante su necesidad para salvar la categoría, pudo hacerle frente a uno de los animadores del torneo y recuperarse después de ir dos goles abajo; empatarlo; que le volvieran a convertir y a pesar del cansancio, volverlo a igualar. Lágrimas colmaron la cancha, de a ratos de tristeza y de a momentos de felicidad en un juego bipolar de sentimientos encontrados de los hinchas, los jugadores y los técnicos por el esfuerzo imponente que dejó el conjunto Canario, que aún no descendió pero que la soga está al borde de ahorcarlo. La tarde de Jauregui finalizó con un aplauso infernal que conmovió hasta al mas duro de los presentes, demostrando algo inexplicable que solo se sintió en ese momento y que únicamente el fútbol te puede dejar. El mismo que continuará hasta que la matemática le marque lo contrario a un Flandria que no sabe de imposibles y que no se dará por vencido.

Flandria: Mauro Ruggiero; Juan Cruz Randazzo (ET Walter Ortiz); Diego Sosa A, Alejandro Cabral, Andres Camacho; Mariano Puch A, Mauro Bellone, Ivan Ramirez A (ET: Milton Zarate), Diego Medina (59 Pablo Bueno); Luciano Pons, Sebastian Matos. DT: Favio Orsi / Sergio Gomez.

Suplentes: Leonardo Griffo, Claudio Perez, Alejandro Gonzalez, Leonardo Villalba.

San Martin (T); Ignacio Arce; Rolando Serrano (66 Espindola Lopez), Lucas Acevedo, Ismael Benegas A, Maxi Martinez A; Juan Galeano, Alejandro Altuna A, Matias Garcia A; Gonzalo Rodriguez (80 Franco Costa), Claudio Bieler, Walter Busse (73 Gabriel Graciani). DT: Ruben Forestello.

Suplentes: Cristian Correa, Diego Martinez, Damian Arce, Sergio Gonzalez.

Goles: 24 Rodriguez (SMT), 26 Bieler (SMT), 68 Zarate (Fla), 74 Pons (Fla), 83 Costa (SMT), 88 Bellone (Fla)
Arbitro: Pablo Dovalo
Cancha: Carlos V- Flandria- (muy buena)