Primera B - SAN MIGUEL

Hace 3 años atrás, el agobio llegaba a su fin

San Miguel, Los Polvorines, Trueno Verde, Ascenso

El 29 de julio de 2017, el Club Atlético San Miguel dejó atrás la Primera C tras derrotar 2-1 a Defensores Unidos de Zárate en el Gigante de Villa Fox, y así conseguir el tan ansiado ascenso.

El viaje de 65 kilómetros a Zárate en busca de retornar a la Primera B comenzaba con la ilusión intacta a pesar de no contar con cuatro jugadores importantes en ese momento. Uno de ellos era Isaías Olariaga, quien había sufrido la fractura de cráneo en la final de ida disputada en el estadio Julio Humberto Grondona (Sarandí) y, que gracias al árbitro Yael Falcón sigue con vida.

La peregrinación de los hinchas de San Miguel regaló postales aquella tarde de invierno en el sur del conurbano bonaerense, que en cuanto al juego la final de ida culminó con empate en cero.

Trasladándonos inmediatamente al Gigante de Villa Fox, el contexto era otro… el club de Los Polvorines quería hacer honor a su apodo y ser ese Trueno Verde en medio de la nube de humo Celeste que les nublaba la visión cuando saltaron al campo de juego.

Y así fue. 5500 almas haciéndoles sentir el rigor de ser visitantes, con mucho por ganar y nada por perder, no fueron suficientes para el hambre de gloria que tenían los dirigidos por la dupla Zermatten-Berardi.

Un primer tiempo en el que San Miguel jugó a la contra sabiendo que debía tener eficacia y contundencia en las oportunidades que se le presente. Martín Batallini fue el sello de gol que tuvo aquella tarde con ambos tantos convertidos en la primera etapa. El primero llegó mediante un tiro de esquina en el que la peina César Peralta y el "Batagol" en el segundo palo convierte de chilena, sólo frente al arco rival. Luego, minutos previos a la finalización de los primeros 45 llega el pase filtrado para que el oriundo de Don Torcuato convierta nuevamente, estire la ventaja y, se vayan más tranquilos al descanso.

Segundo tiempo en marcha, Defensores Unidos con la iniciativa como en la etapa inicial. Gonzalo Ritacco iba a ser el encargado de romper el cero en el marcador Celeste tras una gran jugada individual en la que definió por encima de Augusto Vantomme, desde afuera del área. El segundo tanto, el del empate, no llegaría a pesar de que en el final tuvieron dos ocasiones que el arquero del "Trueno Verde" tapó.

Maximiliano Ramírez finalizó el encuentro, y con ello el final de 14 años de agobio para todo San Miguel que retornaba a la Primera B recuperando su esencia, aquella que jugadores como "Tati" Berardi supieron escribir a lo largo del tiempo y, que mucha de esa gente que se quebró en llanto en el Complejo Olímpico Malvinas Argentinas sabe de que se trata.

Clubes relacionados...
San Miguel