Federal A - FERRO DE GENERAL PICO

"Contento con la decisión de parar el fútbol, súper de acuerdo"

FERRO DE GENERAL PICO, FEDERAL A, GIGANTI, CUARENTENA
Fuente:

Mauricio Giganti es reservado y medido, busca ser exacto en sus palabras, escucha, analiza y se exige día a día. Ha construido una carrera desde los cimientos. Comenzó como entrenador en el Hanoi de Vietnam a los 33 años, pasó por San Luis Quillota, Santiago Morning y Curicó Unido de Chile, tuvo dos experiencias previas en Ferro de Pico para luego saltar a Alvarado dónde hizo historia con el equipo de Mar del Plata al lograr el ascenso a la Primera Nacional.

En su mejor momento profesional, cuando tenía todo para triunfar en la segunda división del fútbol argentino, decidió priorizar a la familia y retornó a General Pico para empezar de vuelta. Se confiesa admirador de Marcelo Bielsa con quien lo une una historia similar: el rosarino consiguió el título en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y tras el logro decidió renunciar para reencontrarse y volver a empezar.

Mauricio Giganti trabaja prácticamente en el patio de su casa, ya que se formó en Ferro de Pico en la década de los 80 y 90 antes de marcharse a Boca Juniors, años después volvería como futbolista y actualmente suma 1617 días como Director Técnico del Verde en sus tres ciclos (2011/12, 2014 a 2017 y desde julio de 2019 hasta la actualidad).

En una extensa charla con El Araucanito, el entrenador de Ferro de Pico contó cómo trabaja en tiempos de Coronavirus, evaluó el andar de su equipo en el Torneo Federal "A" y dejó otras definiciones bien futboleras.

- ¿Estuviste de acuerdo con la decisión de parar el fútbol o te pareció apresurada?

- Me pareció lo más lógico tomar esa decisión para preservar la salud de la población. Estoy contento con la decisión y super de acuerdo. En el último partido con Sansinena ya había un clima de tensión, tanto en nosotros, Cuerpo Técnico, como en los jugadores. No se sabía que iba a pasar, no estábamos de acuerdo con viajar en un colectivo todos juntos, exponernos en un hotel dónde había gente de otras ciudades y hasta extranjeros.

- Encima era un partido trascendental...

- Sí, fue un primer tiempo parejo, dónde nos pitaron un penal en contra. Nos supimos reponer de esa situación y creo que en el segundo tiempo hicimos mérito necesario para empatarlo. Luego del partido nos juntamos el día lunes a planificar, teníamos una idea de que esto iba a pasar, ideamos un plan de trabajo que se cargó por PDF al whatsapp de cada jugador que se puede hacer desde su casa. Una vez que llegó el correo de AFA confirmando que se paraba el fútbol, nos juntamos con los jugadores durante 5 minutos a explicar el método de entrenamiento y como íbamos a seguir. Se los licenció hasta tiempo indeterminado. Durante la semana que pasó volvimos a cargar el PDF con nuevos trabajos que se pueden hacer en un patio, habitación o dentro de la casa. Lo más importante es cuidarse y protegernos entre todos.

- ¿Controlan los trabajos, reciben una devolución o es una cuestión de confianza?

- No, le pedimos que nos manden foto o un video de cuando están haciendo los ejercicios, los chicos los suben. Esta semana me tocó a mí como encargado del cuerpo técnico llamar a uno por uno, cada dos días habla el profe o mi ayudante de campo, Mauricio Romero. Me comuniqué, no para ver si estaban entrenando sino para saber como estaban ellos y sus familiares. Es indudable que el día que se reinicie esto los jugadores habrán perdido un poco de capacidad pero eso queda hoy en un segundo plano. Te diría que hasta no sé si va a volver el fútbol por lo que queda del semestre. Si vuelve, muchos clubes habrán perdido forma física y no me imagino que puede pasar de acá a unos días.

- Si vuelve el fútbol va a ser una incógnita como volverán los equipos...

- Sí, capaz que a Villa Mitre lo agarra en una gran racha y el retorno lo afecta. No me puedo aventurar a lo que va a pasar pero lo que sí puedo decir es que vamos a estar todos en la misma. Ningún equipo entrena colectivamente. Hemos hablado con otros profes y todos están en la misma, con los mismos trabajos, encerrados. Sí vuelve o no vuelve el fútbol es incierto. Hoy por hoy lo más importante es la vida nuestra y del prójimo.

- En lo personal como la llevás... ¿mirás videos de fútbol o te desenchufás?

- Bien, estoy en casa adelantando algunos trabajos. Hay mucho tiempo de osio. No estoy acostumbrado a ver películas, paso horas en casa, en familia, con los perros y los hijos. No miro muchos partidos pero veo métodos de entrenamiento, videoanálisis, lo nuestro.

Segunda parte de la extensa entrevista con el entrenador de Ferro de Pico dónde analizó el andar de su equipo en el Torneo Federal A.

- ¿Qué evaluación hiciste de las 23° fechas?

- En las primeras cinco fechas logramos tres puntos, después de ese bajón que era lógico porque empezamos tarde y los refuerzos llegaron tarde, encontramos una regularidad a partir de la séptima fecha que nos ubicó en zona clasificatoria y nos mantuvimos. El equipo ha marcado una tendencia buena, el campeonato está muy raro, no se visualiza un equipo sólido que podamos pensar que puede lograr el ascenso, por eso está abierto. En Ferro los números son buenos, es un equipo regular, estable, pero sabemos que hay competidores que quizás tengan mayor jerarquía individual y colectiva. Estamos confiados porque sabemos que el trabajo que tenemos no creo que ningún otro lo tenga absorbido, no solo por lo hecho este año sino porque hay muchos jugadores en el plantel que ya han trabajado un tiempo prolongado con nosotros.

Creo que con eso sacamos una pequeña ventaja. Hemos sacado 16 puntos de local y 15 de visitante, tenemos muy buenos números. El equipo no modifica su estilo afuera o adentro. Para que te des una idea, Círculo Deportivo va en mitad de tabla pero es el primero en la tabla si se tienen en cuenta los primeros tiempos y es el último en el segundo tiempo. Son altibajos. Nosotros somos estables en todos los números del campeonato. Nos permite soñar, ser competitivos, jugar de la misma manera en Mendoza con Maipú o frente a Madryn jugar igual allá y acá. La evaluación es super positiva.


- ¿El parate del verano no los afectó?

- En el receso se nos fue un jugador importante como Neculman, tuvimos la ausencia del Chino Benítez por problemas personales, nos reinventamos, trajimos dos chicos de la provincia como Canuhé y Servetto que han jerarquizado el plantel y nos dieron recambio y aire para ser competitivos. No tengo dudas que el equipo va a pelear por estar en el hexagonal y allí comenzará otro campeonato dónde habrá otras líneas de análisis, los desempeños de cada equipo como local y visitante, y siendo más profundo, como se desempeñarán los arbitrajes que no están vinculadas a nosotros sino a aspectos al azar.

- Solo en tres partidos del Federal repetiste la formación... ¿tiene que ver con las bajas que sufriste, para utilizar distintos sistemas tácticos o como recurso para mantener a todo el plantel activo?

- No soy de cambiar por cambiar, de darle minutos a los jugadores, para eso es importante competir en la Liga así que pongo a los que creo que mejor están. Dentro del análisis táctico, nosotros hemos mutado del primer semestre a ahora. En la búsqueda de regularidad comenzamos con un sistema (4-2-3-1) dónde el equipo jugaba bien pero no tenía tanta profundidad que es uno de los factores que más me interesan a mí en el juego. El equipo lo hacía bien, dominaba, tenía la posesión, jugaba en tres cuartos pero generaba cuatro situaciones por partido.


El análisis táctico

- ¿Cómo hiciste para modificar esa falencia?

- Cuando se va Dany Neculman y viene Servetto nos da la posibilidad de cambiarlo (4-2-3-1 o 4-3-3). Siempre con un solo centro punta. Al sumarle a Canuhé nos encontramos con variantes, le agregamos un doble 9 y algunas modificaciones estratégicas y el equipo pudo encontrar esa profundidad. El equipo lo asimiló bien, estuvimos cómodos, fuimos naturales, no perdimos lo que nos gusta y hemos encontrado, a mi gusto, una de las mejores versiones de Ferro. Un equipo dominador, que somete al rival, que recupera normalmente ante la pérdida, que es agresivo para atacar y valiente en cada desafío que se le presenta.

- ¿Tácticamente como fue el cambio?

- Desde lo táctico a veces subimos unos metros o bajamos. Del 4-2-3-1 nos encontramos ahora con el 4-1-3-2 que nos permite seguir sosteniendo la posesión, seguir manejando los tiempos del juego, seguir sometiendo al equipo rival y en ofensiva generamos 4 o 5 situaciones por tiempo. También hay que decir que a nivel defensivo nos han convertido bastante. El equipo al jugar sin contención o buscar la presión en determinados sectores del campo, corre más riesgo obviamente en la parte defensiva. Estamos bien y a mí me gusta haberme encontrado con dos refuerzos que se acoplaron bien.

- ¿Cómo se logra en una categoría tan dura jugar con pocos futbolistas recuperadores?

- Al comienzo jugó Riera con González al lado, cuando se opera Riera inicia Cocchi y luego llega Canuhé. Armamos un triángulo, los únicos jugadores que no tienen permitido pasar a una fase ofensiva son los dos centrales y el mediocampista central, los centrales están vinculados a la marca y el volante al equilibrio. En ese contexto los laterales pueden pasar tranquilamente, y lo que hacemos es generar situaciones contextuales para defender pelotas de esa manera. El volante o se incrusta como tercer central o queda en zona expectante para la segunda pelota. El resto tiene un poco de obligación a la recuperación pero están vinculados más que nada al ataque, tanto López, como Canuhé o Vivani. Trabajamos mucho en la recuperación férrea, son tres segundos dónde hay que activar para obligarlos a lanzar, para que le quede larga la cancha. A eso le tenemos que sumar que los centrales, Agüero y Paulucci son rápidos y no sufren el uno contra uno. Así compensamos este tipo de transiciones que son las que hacen daño.

- Hay un jugador que fue una apuesta y terminó siendo importante... se trata de Santiago Auteri. ¿Cómo llevaste el proceso de pasar de la Liga Pampeana al Federal A?

- Tenemos bastante recorrido con esas historias, desde Ezequiel Riera, Pablo Agüero o Auteri, en este último caso. Cuando llegué a Pico, después de dirigir en Alvarado, me comentan de un jugador que es interesante. Mauri Romero, que ya trabajaba conmigo, lo fue a ver en las semifinales, tuvo un mal partido pero vimos algo interesante. Un pibe joven, con buen porte que podía insinuar algo. Lo invitamos a venir dos semanas a una prueba, a entrenar el día a día. Los jugadores cuando entrenan a la par de otros compañeros crecen y podés divisar algunas cuestiones. Además, la "B" en la Liga Pampeana es muy difícil. Entrenó, jugó un amistoso y vimos una cualidad interesante. Hicimos unas mediciones, estaba excedido de peso.

Evaluamos que Santiago podía tener un crecimiento amplio si es que se adaptaba a los entrenamientos, a querer ser profesional, a la disciplina en todo aspecto. Se quedó y empezó a sumar minutos, no para ganarse minutos sino que iba al banco porque se lesionaba un jugador, entraba 10 o 15 minutos y aportaba lo justo y necesario. Nosotros esperábamos más. Hablamos con él y le dijimos que tenía gran potencial, que tenía que tomarlo como un desafío.

Ha trabajado super bien, dócil para el trabajo y que se propone ser un jugador de fútbol. Volvió bien de las vacaciones, había bajado siete kilos y lo mantuvo. Se cuidó. Con la ida de Dani (Neculman) y la ausencia de Gonzalo Parisi por molestias le tocó jugar y lo hizo muy bien, se ganó un lugar, no dejó pasar la oportunidad y se afianzó con goles.

Tercera parte de la entrevista con Mauricio Giganti dónde habló sobre varios temas bien futboleros.

- ¿Cómo fueron estos meses con Mauricio Romero como ayudante de campo?

- Armamos un cuerpo técnico nuevo, Mauricio Álvarez que me acompañó en la parte física se fue a Santa Isabel. Mauricio Romero dejó el fútbol y hablé con él. Hace tiempo que quería armar un equipo para mantenerlo el día de mañana. Con Mauricio (Romero) tuvimos tres reuniones de muchas horas, mirando métodos de entrenamiento, conociendo su idea y la mía. Después de la tercera reunión le propuse trabajar en Ferro. Me confesó que estaba acostumbrado a trabajar con chicos, que no sabía si estaba preparado o no. Se tomó unos días para analizarlo. Cuando me dio el OK me encontré con un chico a nuestra medida de lo que pretendo yo como entrenador cabeza. Un tipo muy responsable, serio, que da una mano increíble en la fase defensiva.

Personalmente siempre busqué personas que hayan jugado en esa posición porque en ofensiva me ocupo yo y porque me gusta. Se está desarrollando y encontrando aspectos nuevos que va descubriendo. Me dio herramientas nuevas para poder trabajar. Es muy bueno. En lo númerico no nos han convertido mucho. Tiene una gran experiencia, calidad humana y manejo. Estoy contento con él y el profe nuevo que hemos traído y el preparador de arqueros. Trabajamos bien y nos respetamos.

- En Alvarado jugabas con 3000 personas en la cancha ¿Porqué en el fútbol pampeano le cuesta acercarse a los estadios a la gente?

- La Pampa no es una provincia futbolera, cada ciudad, provincia o pueblo tiene eso. Cuando tuvimos la época de gloria del fútbol no había tantas alternativas para no ir a la cancha. Hoy tenés cine, teatro o variantes para quedarte en tu casa. Si bien el fútbol es el deporte más popular cuesta incentivar a la gente para que vaya al estadio. Si me decís a mí, este año es un lindo marco el que va al Coloso. La gente se ha acercado. Lo más importante para nosotros es que el hincha se sienta representado con el juego. Ese es el desafío más grande, que cuando el equipo anda mal lo expresen y cuando el equipo anda bien lo hagan con un aplauso. Nos sentimos gratificados.

Hay equipos populares y otros no. Cuando entrené a Alvarado iba primero o último y siempre jugaba con un marco increíble. El fútbol pampeano ha estado muy pocas veces en la elite y cuesta motivar a la gente para que se acerque. Con Talleres de Córdoba o con Aconquija la cancha estuvo colmada pero cuesta motivar para que acompañe. De todas maneras nosotros sentimos el afecto, estamos agradecidos y nos sentimos acompañados.

- ¿Hay algún entrenador en el Federal que admires porque lee muy bien los partidos en el momento?

- Hoy los entrenadores están super capacitados. Todos somos estudiosos, pasamos muchas horas para mejorar. Miro a los entrenadores que han sido pioneros en esta categoría y han dado un salto. Por decirte un nombre, Frank Kudelka. Pasó del Federal A a dirigir Primera. Hay muchos técnicos preparados. Siempre admiré mucho el trabajo de Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, me preguntaba como un pueblo de 10 mil habitantes puede permanecer tanto tiempo en la categoría, sin apoyo del municipio y el Gobierno, con todos jugadores genuinos de la ciudad y algunos de Rosario, con un entrenador como Dani Gómez que siempre está en cuartos de final o en semifinal. Siguió escalando y está como ayudante de campo de Bernardi.

La pregunta es muy buena porque hay varios entrenadores que tienen una incidencia increíble en un partido como acertar los cambios, leer, modificar en el momento justo. Nosotros no tenemos las herramientas como en Primera que llegás al vestuario y ves en una pantalla gigante lo que hiciste bien o mal en dos minutos. En ese sentido nosotros tenemos que ser capaces de leer y tomar buenas decisiones para ayudar al equipo. No se si hay muchos entrenadores así en la categoría que es muy difícil para dirigir. Nosotros nos preparamos para el día de mañana poder dirigir en una categoría superior pero eso no nos vuelve locos.

- Decías de "dar un salto", en el receso sonaste en Atlanta ¿Cómo fue esa propuesta?

- Hace un tiempo prolongado que vengo hablando con ellos porque tienen una manera de trabajar atípica pero excepcional. Han sido pioneros en abrirse al mercado del interior. No buscan muchos jugadores de Buenos Aires, sino que tienen a gente encargada de ver a los posibles jugadores potenciales a futuro. En ese contexto me utilizan a mí para conocer a tal o cual jugador, yo le doy el informe correspondiente cuando lo necesitan. Por este vínculo salió la posibilidad de tener reuniones. Dije que no porque yo estaba trabajando. En este mercado de diciembre se les fue el entrenador y volvimos a hablar.

Me ofrecieron si me interesaría ir, la realidad mía es que tengo contrato con Ferro y no me parecía ético y lógico bajarme de un proyecto por más que me entusiasmaba la propuesta. Así que decidí quedarme, la verdad es una cuenta pendiente dirigir en una categoría superior. Sería una prueba para mí para ver si estoy preparado, si es una categoría que me puede potenciar o no, se sabrá en el futuro. Me tocó en el mejor momento de mi vida profesional decirle a Alvarado que no iba a renovar y volverme a General Pico. Estoy convencido, se lo que quiero y a donde apunto. El día de mañana me gustaría probarme en otra categoría.

Última parte de la entrevista con Mauricio Giganti dónde dio su opinión sobre tres entrenadores: Marcelo Bielsa, Diego Simeone y Marcelo Gallardo.

- ¿Que opinión tenés sobre tres entrenadores que despiertan pasiones y rechazo en los argentinos... Diego Simeone, Marcelo Bielsa y Marcelo Gallardo...?

- Bielsa para mí es un genio como entrenador, me inspiro en él. Es un genio desde lo analítico, desde lo conceptual y desde el juego. Simeone, hace un juego que no es vistoso, que no me agrada, pero es un tipo que sabe lo que quiere. Tiene jugadores para jugar mucho mejor pero lo hace de una manera y lo siente así. Mientras lo trabaje, lo desarrolle y le dé rédito, fantástico pero es otra visión, lo opuesto a Guardiola...

- Supongamos esta situación... enfrentás en semifinales al gran candidato, al que todos le temen, en el Federal A y una de las posibilidades es meterse atrás ¿Lo hacés?

- Tengo una manera de sentir el juego, en el cuál las cuatro o cinco veces que lo traicioné volví a mi casa y no pude apoyar la cabeza en la almohada. Porque sentí que modifiqué por buscar un fin. El tiempo te da madurez y toma de decisiones. No te digo que no he cerrado un partido con una línea de cinco, lo he hecho, obviamente. Pero sin dejar de atacar, o esconder pelotas o usar artimañas que no van con los valores que siento.

Para mí el objetivo no es ganar, sino enseñarle o darle las herramientas a mis jugadores para que ellos se desempeñen de la manera en que a mí me gusta jugar al fútbol. Lo he logrado en todos lados. Cuando hablo de logros no es salir campeón porque en 10 años que dirijo solamente lo pude hacer dos veces. Fueron más las frustraciones que las felicidades. Pero cada domingo me voy a mi casa tranquilo porque hice o pregoné lo que realmente siento. En este caso Simeone ve el fútbol de una manera muy particular, con muy buenos jugadores y le gusta jugar de una manera, sus entrenamientos son con aspectos defensivos. Pero es valorable porque se mantiene hace siete años en un equipo muy importante.

- ¿Y Gallardo?

- Tiene una capacidad increíble, le hace creer a sus jugadores que son los mejores y desempeña un fútbol difícil de analizar porque ha mutado. Es un fútbol que no tiene especulaciones, que va para adelante. Vertical, versátil y para mí, sin dudas, es el mejor entrenador del fútbol argentino junto con Heinze. Si vos me decís a que juega o cómo... va variando, a veces te juega con línea de 4, otras con línea de 3, otras con línea de 5, a veces con dos puntas, a veces con un solo contención. A mí me encantó todo lo que ha hecho hasta el día de hoy. A mí me fascina el desempeño de un entrenador dentro del campo de juego, como se maneja, si grita, si habla tranquilo, si participa o si lo hace su ayudante de campo.

- ...Y el liderazgo, que tan difícil es sostener al frente de un grupo...

- Sí, sin dudas. Lo más difícil es convencerlo al jugador. Sí vos tenés un jugador que no es muy técnico y le decís que patee para arriba ese jugador seguramente va a patear para arriba. Pero si a ese jugador lo trabajás, lo trabajás y lo trabajás, pero a la hora de tomar decisiones lo hace mal y le decís tenés estas variantes y lo seguís trabajando. El día de mañana ese jugador va a tener una felicidad increíble. Eso es convencer. Siempre le digo a mis arqueros o defensores centrales... ¿Qué es más fácil? Tirarla para arriba, dividirla y jugar a una segunda pelota que es jugar a nada. Es mucho mejor, tratar de iniciar rutas desde una pelota muerta o desde la captación de una pelota, hacer ancha la cancha, encontrar caminos con triangulación y movilidad, cubriendo y atacando espacios, eso es mucho más complejo llevarlo a cabo.

Lo que ha logrado este entrenador (Gallardo) es darle a un equipo la identidad y el convencimiento, y hacerlos ganadores por naturaleza. River ha sido una máquina, mató mentalmente a Boca. Tiene una personalidad muy fuerte. Gallardo es el escudo de River, hoy en Boca es Riquelme. Esa es la diferencia, uno es el entrenador y otro el vicepresidente.

Clubes relacionados...
Ferro Carril Oeste (LP)