escuchanos online!

- PRIMERA B - CHICAGO 2 - VILLA DÁLMINE 0

Suenan campanas de ilusión

Por:

nueva chicago, verdinegro, torito, mataderos, guede, gomito gomez, villa dalmine

Chicago transpiró más de la cuenta para vencer al duro Villa Dálmine en Mataderos. Fue 2 a 0 con goles de Gomito y Farías, los dos en el complemento. El “Torito” se mantiene firme en la punta, le sacó 7 a Atlanta y entra en la recta final lleno de ilusiones de ascenso. Dálmine cerró la semana con 0 de 9 y empieza a complicarse con el descenso.


Contra viento y esquemas tácticos distintos. Jugando bien, mal, lujosa o trabajosamente. Ante equipos que salen, equipos que se cierran y buscan el punto. Este Chicago 2014 parece imbatible, parece dispuesto a quebrar records, a ganar todo lo que haya por delante. Como reza la frase de cabecera de este cuerpo técnico, la que los jugadores exhiben en sus remeras de entrenamiento, "No pienses en un campeonato, piensa en hacer historia, escribe el futuro". Y vaya que comienza a escribir su propia historia.

Esta tarde el puntero de la B Metro tuvo otro escollo complicado en su camino al Nacional. Enfrente estaba un Villa Dálmine más limitado pero con urgencia de puntos para salir del pozo y empezar a sacar la cabeza de los promedios. A priori la tabla indicaba un partido más sencillo de lo que fue.

El visitante le plantó un esquema bien conservador, cuatro en el fondo, un volante tapón (Falcón) bien pegado a los centrales, otra línea de cuatro por delante con Gómez y Solís por las bandas un poco más adelantados, y el solitario Salvatierra adelante. Esperando en la mitad de cancha para recién presionar allí la salida, tapando los circuitos de juego y tratar de por afuera generar contras, sobretodo por el lado del habilidoso y atrevido Solís.

Chicago fue lo de siempre, manejo, tenencia, vértigo de tres cuartos hacia adelante, y Guede sabiendo lo que tenía enfrente dejó sólo a Farías en el medio y apostó a culminar el triángulo con dos de ataque, Barbona y Francou. El ex Vélez fue el más activo de la primera parte, pero el más errático, le falto definir las jugadas de la manera más adecuada, de la manera que pedía terminar la jugada. Con Scifo y Sainz tapados, con Farías encimado, Escudero y Lanaro casi que salían un poco más allá de la mitad de cancha para comenzar las jugadas. Por el lado de Melo Chicago lograba desestabilizar el edificio defensivo del visitante, pero el de la Sub 20 no tenía definición y erraba el último toque. Igual por allí estaba la llave, el triángulo Barbona-Melo-Scifo era de lo más claro a la hora de llegar al área rival. Así y todo, con pocos espacios y pocas llegadas, a los 3 minutos pudo cambiar el curso del primer tiempo. Gran cierre y presión de Farías, contra del local que terminó en mano a mano de Barbona que por no cruzarla y querer ponerla arriba, erró el primero, lo que le hubiera dado tranquilidad al puntero.

Con el correr del los minutos, el tacticismo de Dálmine era más elocuente y más productivo. Aislado Gomito y poco participativo, apenas habilitó (de gran forma) a Scifo que remató alto. Montenegro no pudo salir mucho a pivotear por la gran cantidad de remeras violetas, el viento empezó a jugar su partido y era partícipe necesario de las imprecisiones. Farías comenzó a adueñarse de Mataderos. Rueda de auxilio en los relevos y en la marca, cerebro a la hora de comenzar una jugada y claro en la salida, minuto a minuto más complicada, porque Rondina mandó a presionar un poco más arriba. Eso obligaba a Tauber a sacar a dividir, y si bien apenas tuvo dos remates de Mbombaj que pasaron cerca, el de Campana encontró huecos. Pareció no animarse a más, la frescura de Solís (el mejor del visitante) era un arma peligrosa que tenía el Viola, pero no tenía compañía a la hora de cerrar una jugada.

El segundo tiempo comenzó en la misma tónica, pero con Dálmine apenas más arriba, siempre sin romper la línea de cuatro, y ese triángulo que ya armaban Falcón, Gaeto y Grecco, pero con Gómez y Solís más arriba, buscando acompañar a Salvatierra.

Francou en Chicago se retrasó a buscar la pelota, Barbona fue más de enganche y siempre por la derecha tenía la llave, con Scifo y Melo desbordando.

Pero el que poco apareció, es el que rompió el cero. Jugada por derecha, centro al área, nadie que la despeja y Gomito ensayó una tijera perfecta en lo estético pero errónea en el golpeo, pero cuando la racha es positiva todo es más fácil y ese debil remate se desvió en Grecco y descolocó a Agustín Gómez para marcar el 1-0.

Chau partido para el visitante. Aprendió y ejecutó a la perfección la búsqueda del 0-0, pero no leyó la parte del libro de cómo buscar un resultado a favor. Chicago se agrandó, Guede puso aire fresco con Acosta y Bochi y el “Torito” comenzó a desperdiciar chances para cerrar el cotejo. Hasta que otra vez por derecha, en una gran jugada colectiva, Gómez le tapó el gol a Barbona, pero el rebote cayó en Gomito que asistió perfectamente a la entrada libre y frontal de Farías que le puso el moño a su gran partido con el derechazo del 2-0.

Y si antes estaba terminado, ahora los minutos estaban de más. Nada iba a cambiar la historia. Pudo haber aumentado el local, pero Acosta desperdició varias oportunidades, hasta que el dueño de casa, el dueño del juego, decidió no jugar más y bajar la persiana.

Dálmine cerró una semana para el olvido, tres derrotas seguidas y lo que parecía lejano hoy aparece en el horizonte: el promedio del descenso. Tiene días ahora para descansar y volver a sumar. Chicago no cierra nada, Chicago sigue abriendo las puertas de la ilusión, fecha a fecha. Contagia, genera y permite soñar. 7 puntos de ventaja en un torneo muy parejo parece mucho, más cuando faltan 9 partidos, más cuando te haces imbatible, para adentro y para afuera también.

SINTESIS

NUEVA CHICAGO (2)
Nicolás Tauber; Adrián Scifo, Matías Escudero, Germán Lanaro, Nicolás Sainz; Agustín Farías, David Barbona, Emmanuel Fernandes Francou (69, Roberto Bochi); Christian Gómez(c), Alejandro Melo (81, Martín Caballero) y Andrés Montenegro (65, Isaac Acosta).
Suplentes: Daniel Monllor, Emiliano Ronconi, Carlos Chamorro y Lucas Baldunciel.
DT: Pablo Guede.

VILLA DALMINE (0)
Agustín Gómez; Juan Ferreira, Facundo Gómez, Rubén Zamponi, Gustavo Mbombaj; Horacio Falcón; Víctor Gómez (66, Juan Manuel Ferreyra), Dalmiro Gaeto (60, Raúl Pérez), Diego Grecco, Nazareno Solís; Damián Salvatierra (81, Jorge González).
Suplentes: Pedro Fernández, Gabriel Celaya, Damián Acosta y Lucas Ferreiro.
DT: Sergio Rondina.

GOLES: (54) Christian Gómez (NCH), (72) Agustín Farías (NCH).
AMONESTADOS: Escudero (NCH); Juan Ferreira (VD).
EXPULSADOS: No hubo.
INCIDENCIAS: No hubo.

ARBITRO: Gonzalo López Aldazábal (regular).
ASISTENTES: Nicolás Rosaminer y Mariano Rosetti.
CUARTO ARBITRO: Héctor Paletta.

LA FIGURA: Agustín Farías (NCH).
ESTADIO: Nueva Chicago.
CAMPO DE JUEGO: Bueno.
PUBLICO: 15.000 personas aprox.



Notas relacionadas...
Clubes relacionados...
Nueva Chicago Villa Dálmine
Lo más visto...